viernes, 11 de febrero de 2011

No es solo una cuestión de sistemas (Parte V)


«No cambio jugar bien por nada del mundo. Si seguimos como hasta ahora, lo más normal es que ganemos la mayoría de los partidos. No estoy para nada de acuerdo con la teoría de vencer y jugar mal. Si el fútbol no es bueno, a la larga tienes muchas más posibilidades de perder».
Juan de la Cruz Ramos Cano.

«El objetivo es jugar bien, porque si jugamos bien, crearemos ocasiones, y el resultado será una consecuencia de que seamos capaces de mantener el nivel actual»
Pep Guardiola.



Sí, soy un “nostálgico”, pero no precisamente de las flores.

Y entiendo que haya algún que otro “Erudito de la Cantidad” que pueda sentirse molesto ante tanta “nostalgia”, pero que nadie se confunda, mi “nostalgia” no es producto de la ignorancia provocada por la visualización en la caja tonta (la TiVi) de programas tipo “muchotomate”.

No, ni mucho menos, lo que pasa es que aquellos conceptos futboleros, y me estoy refiriendo a aquel sistemita de juego del denostado Juande Ramos que tanto nos hizo disfrutar con espectáculo y títulos, resulta que no está tan obsoleto y anticuado como nos quieren hacer ver algunos...

Y es que esa extraña “NOSTALGIA" de "JUGAR BIEN” que nos invade a algunos, está más de moda que nunca, y no lo digo yo, que soy un simple aficionado que no tiene ni p**a idea de qué va esto del fútbol, no, lo dice una eminencia:



Y si lo dice Guardiola, creo que esto debe ir a misa, ¿no? ¿Algo que argumentar, Señores?


Evidentemente, con el paso del tiempo todo se pone en su sitio... Pero veamos qué es lo que decía Juande Ramos (cuando todavía entrenaba al Sevilla) hace ya algún tiempo (no mucho, por cierto):



O lo que decía cuando entrenaba al equipo merengue:


Juande: "El Barcelona juega mejor que nosotros"

El entrenador del Real Madrid Juande Ramos reconoció que su equipo careció de brillantez en el triunfo ante el Valladolid, descartó entrar en el debate sobre buen juego o puntos y reconoció que "Barcelona solo hay uno".


"Ese debate está fuera de lugar. Es más fácil ganar jugando bien que jugando mal. Pero hay veces que no se puede jugar bien. Ese ha sido el caso. Pero lo prioritario eran los puntos. Ha habido partidos que hemos jugado mejor y otros peor. A la vista está en los resultados. Si lo comparamos con el Barcelona ellos juegan mejor. Pero Barcelona sólo hay uno", dijo Juande Ramos.



Curioso, ¿verdad?, ¿una casualidad?, ó ¿podría ser qué Guardiola, un tipo listo, lo viera rápido y no dudara ni un segundo en recoger el testigo que dejaba Juande Ramos?

Yo creo que sí, que Guardiola absorbe muchos de los conceptos que definieron a aquel Sevilla de Juande Ramos, un Sevilla Campeón que sobresalía no solo por su estilo de juego, sino también por aquel espíritu de equipo que lo hacía invencible no hace tanto tiempo.

¿Puede ser posible que aquel Sevilla de Juande Ramos fuera la fuente de inspiración de Guardiola y su nuevo Barcelona? ¿Por qué no?

Desde luego hay evidencias claras de que este Super Barcelona no solo ha mamado todos aquellos conceptos de aquel Sevilla “Juanderiano”, sino que los ha elevado a la máxima potencia y perfeccionado hasta los niveles alcanzados hasta la fecha.

La primera evidencia está cantada: Daniel Alves, Keita y el más reciente, Adriano.

Y sin olvidar a Poulsen, que estuvo a punto de acompañar a los dos primeros:


Al final la cosa se quedo en un rumor, porque Poulsen se marcho a la Juve, pero sin embargo, posteriormente el jugador ha seguido en la órbita del Barcelona:




Y aunque las diferencias (siempre marcadas por el presupuesto, claro está) son abismales, yo me atrevería a decir que el Barcelona actual es una versión “cuasi-perfecta” de aquel Sevilla de Juande Ramos; evidentemente, los presupuestos y los millones marcan las diferencias en cuanto a la calidad de plantillas, y este Barcelona tiene una calidad brutal, pero en estos momentos, no tengo muy claro que pasaría si tuviéramos la máquina del tiempo y pudiéramos enfrentar a este Super Barcelona de Messi e Iniesta con la mejor versión de aquel Super Sevilla de Juande Ramos; seguramente se las haríamos pasar canutas, como ya hicimos en la final de Mónaco con aquel Barcelona de Frank Rijkaard.

Por cierto, aquel Barcelona de Ronaldinho y Deco, a mi juicio, no tenía nada que envidiar al Barcelona actual, es más, yo diría que aquel Barcelona de Rijkaard incluso era más espectacular y potente que el actual.

De todas formas, si por un momento la ciencia ficción se hiciera realidad y se pudiera disputar dicho encuentro entre ambos equipos, posiblemente surgiría un problema bastante curioso, y es saber si jugadores como Daniel Alves, Keita o Adriano, al enfrentarse a sí mismos, podrían llegar a sufrir algún tipo de trastorno o conflicto atemporal. En fin, estas cosas solo pasan en las películas y la realidad es, que todo el mundo se arrima al árbol que mejor le paga.

Pero busquemos más semejanzas: Guardiola ya tenía a Daniel Alves, pero le faltaba el otro perfil, Jesús navas. Así que, Guardiola, al no poder disponer de uno de los dúos (Alves & Navas) más diabólicos, desesperantes y determinantes de la historia del fútbol, se ve en la necesidad de buscar en su filial, y encuentra un perfil de características similares al Duende de los Palacios: Pedrito.

Por supuesto, Jesús Navas es mucho más jugador que Pedrito, sin duda.

También es evidente que Guardiola anduvo a la búsqueda de su Kanouté particular; lo intento con Ibrahimovic, el gigante sueco, pero este le salió rana; aguanto al “figura” una temporada y no más.

Y es que puede ser que Ibrahimovic venda muchas camisetas, pero está claro que como el Gigante Malí solo hay uno, y es el que juega en nuestro Sevilla, aunque también hay que reconocer que los pequeñajos Xavi e Iniesta son únicos en su especie.

Por cierto, el Barcelona solo juega con un hombre de contención en el medio campo, Busquets, mientras los dos “enanitos” tienen libertad total para volver locos a sus rivales en un juego de constantes movimientos y apoyos, pero es que no solo son estos dos jugadores los que no paran de moverse, es todo el equipo.

El Barcelona presiona arriba, en campo del rival, hasta que poco a poco te encierra en tu campo y no te deja salir, y esto es más o menos lo que hacia el Sevilla de Juande, presión muy arriba, lo que permitía recuperar el balón en campo del contrario y con dos o tres toques plantarse en la portería del rival y ¡ZAS!

El Barcelona no necesita meter a más hombres de contención en el centro del campo, ya que la defensa se fusiona con el centro del campo y Busquets (único centrocampista de contención), a la hora de defender, suele recibir la ayuda de los centrales, habitualmente la de Puyol, que es el central más rápido, porque como es evidente Xavi e Iniesta se dedican casi exclusivamente a labores ofensivas, ya que por su poca envergadura no son hombres para defender, claro está.

En el Sevilla de Juande recuerdo que Javi Navarro también solía subir mucho al centro del campo para ayudar a los medios en labores defensivas.

Movilidad… ahí está el secreto, esa es la palabra que define la mayor carencia de este Sevilla: no tiene movilidad en el centro del campo y así es imposible que el equipo despegue; uno, Romaric, jugador que rara vez tira una pared o rompe ofensivamente por el centro, debido a su falta de movilidad, y que a la mínima presión recibida, desaparece del partido; y el otro, Zokora, un jugador que si, corre mucho, pero no sabe dar un pase en carrera; un jugador que suele ser una incertidumbre para la defensa, ya que suele perder la posición más de lo debido, dejando unos huecos tremendos, lo que provoca un desajuste defensivo y más de un quebradero de cabeza para los hombres de atrás; además, resulta extraño verle terminar un primer tiempo sin su correspondiente tarjetita amarilla.

Si, movilidad, disciplina táctica y velocidad en el juego… esas son las mayores carencias de este Sevilla, que acaba de fichar hace poco a Rakitic y Medel para intentar paliar dichas carencias.

Pero hablando de fichajes, y no deja de ser curioso lo del Barcelona con nuestro Sevilla, pero es que cuando parecía que ya teníamos enfilado a otro tío que nos hubiera venido de perlas…



… Se entromete el Barcelona… y ¡ZAS!



Nos lo arrebatan... y simplemente para ocupar un puesto de suplente, cuando aquí habría estado jugando de titular desde el primer día. Evidentemente, el objetivo del Barcelona, en este caso, era que el Sevilla no tuviera a este jugador.



Por cierto, ahora que se está hablando tanto sobre el tema de Daniel Alves y su posible renovación, se comenta desde algunos mentideros que Alves tiene una ficha de 3 millones de euros, por lo que yo me pregunto ahora, ¿Cuál es la ficha de jugadores (teóricamente suplentes) como Affelay ó Adriano? ¿1,5? ¿2 millones de euros?

En fin, son las ventajas y beneficios que te aporta “jugar bien”: la gente se divierte, disfruta y todo el mundo quiere venir a tu equipo, incluso aceptando el rol de suplente (pero cobrando, claro está). Pero mirad lo que dice otro teórico suplente del Barcelona:


C. Roura - 01/02/2011


Adriano Correia (Curitiba, 1984) recaló en el Barça en verano pasado como primer fichaje del Sandro Rosell presidente y sabiendo que por delante suyo están Dani Alves, en banda derecha, y Abidal y/o Maxwell, en banda izquierda. Pep podría recurrir a él mañana en Copa frente al Almería, con lo que el internacional brasileño lustraría sus números: lleva 18 partidos, 7 de ellos completos, y ha jugado en todas las competiciones oficiales (8 veces en Liga, 2 en Champions, 6 en el torneo del KO y 2 en la Supercopa). Adriano ha cuajado, pero con Alves de vuelta tras superar una lesión él regresará a una suplencia "llevadera por el cariño de los compañeros: eso no tiene precio".


¿Fastidia ser suplente de Alves?
Un poco, sí. Es complicado, porque Dani es el mejor en su puesto y porque encima es incansable y siempre está fresco. ¡No necesita tomarse un respiro nunca!

¿Han llegado a decirle que fue un poco tonto por renunciar a la titularidad como sevillista por vestir de azulgrana?
Alguno lo habrá pensado, pero yo vine con todas las consecuencias. No es mi estilo quejarme, en casa me enseñaron que lo que te lleva lejos es el trabajo y la perseverancia.

¿Qué consejos le dan Pinto, Mascherano o Keita, cuya situación es similar a la suya con Valdés, Sergio Busquets e Iniesta?
Todos nos damos ánimos y nos ayudamos. Nosotros los suplentes sabemos esperar.

¿Y qué le dice Guardiola?
Me siento muy arropado por él. Me enseña vídeos para enseñarme lo que hace falta para que yo vaya a más. Un entrenador como él es un lujo.

¿Cómo se motiva uno sabiendo que por norma será sólo suplente?
Lógicamente todo futbolista quiere ser titular, pero la verdad es que la suplencia es más llevadera aquí por el buen rollo y por el cariño que se respira. Aunque rivalicemos por un mismo puesto, Alves y yo somos muy amigos. Quedo muchas veces él y con Maxwell, otro compañero sensacional, al igual que Abidal y todos los demás. En esta plantilla es imposible sentirse mal o disgustado incluso cuando no juegas. ¿Cómo vas a enfadarte con gente como ésta? El propio Dani siempre me está dando consejos para que yo sepa cómo cuajar en el sistema de juego azulgrana, tan diferente al del Sevilla. Aquí los laterales son muy ofensivos, pero hay que defender más.

¿Se arrepiente de haber venido?
No. Mi confianza sigue intacta. Trabajo duro cada día e intento ir a más pese a no tener continuidad.

¿Es usted mejor en banda derecha o en banda izquierda?
Físicamente Dani es un portento, ahí no hay quien le gane, pero yo soy ambidiestro. Eso es lo que yo puedo aportar al Barça. Aparte, en el Sevilla destaqué como centrador.

¿Son los entrenamientos una de las claves del éxito del Barça?
Ahí se ensaya lo que luego pasa en el campo, ahí se trabajan las transiciones, el juego en corto y otras muchas cosas. Las repeticiones acaban siendo como un juego, nos retamos entre nosotros y buscamos perfeccionarlo todo.

Con la mano en el corazón, ¿alguna vez ha pensado en echarle un mal de ojo a Alves para poder jugar más?
Podría ponerle algo en la comida quizá... no, no es broma, jamás haría eso con Dani, ni con nadie. Seré paciente. Pelearé. No me rendiré.

Cuando ha jugado, ¿nota que los compañeros conectan con usted?
Creo que sí. En casa me pongo vídeos para saber cómo hay que pasarle la pelota a Messi. Quiero hacerlo bien. Quiero combinar bien con él y con Xavi, Iniesta, Pedro, Villa y todos los demás. Miro cómo necesitan que les llegue el balón para ser letales. Repaso los partidos, también para ver qué he hecho bien y qué necesita retoques.

¿Son imprescindibles los suplentes en este Barça?
Sí. Hasta el jugador descartado lo es.



Evidentemente, cuando un equipo se dedica a “jugar mal”, pues se produce el efecto contrario:





¡Uf! , parece que la cosa está calentita en el vestuario sevillista. No sé, pero leyendo las declaraciones de estos futbolistas da la sensación que Gregorio Manzano no tiene en ese vestuario ni voz, ni mando.

De todas formas, los equipos juegan como entrenan, y por lo visto en el último partido en casa (Sevilla 0 – 0 Málaga), mi sensación es que se habla demasiado y se entrena muy poco. Después de más de cuatro meses al frente de este Sevilla, el equipo debería mostrar otra cara, por lo menos una mayor seriedad táctica y más solidez en su conjunto.

Estamos en la jornada 22 y yo me pregunto, ¿Cuándo demonios va a arrancar este Sevilla y va a empezar a correr de verdad?

Nunca se podrá saber qué resultados se habrían obtenido con Antonio Álvarez, porque eso es una incógnita, pero lo que si se está comprobando, tras cuatro meses y medio entrenando al Sevilla, es que Gregorio Manzano no ha hecho meritos suficientes como para considerar su continuidad en el Sevilla la temporada que viene.

En fin, cuando te pones delante de un toro de las dimensiones de este Sevilla… no te puedes dormir en los laureles.

Sea cual sea la decisión de los dirigentes en el tema del futuro entrenador, yo creo que el objetivo deportivo debería ser “JUGAR BIEN”, y ¡Ojo!, con esto no estoy clamando por el regreso de Juande Ramos; solo opino que el club debería seguir apostando por un estilo de juego que nos dio espectáculo y títulos no hace mucho tiempo y que aún sigue vigente y muy vivo; el mayor ejemplo lo tenemos en el Barcelona, que gracias a su presupuesto y sobre todo al gran trabajo de su entrenador, Guardiola, ha conseguido elevar ese estilo de juego a la categoría de hito en la historia del futbol moderno.

Aunque el Inter de Mourinho tampoco lo hizo mal el año pasado.


En fin, ahora lo verdaderamente importante es puntuar en “El Sardinero”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡CAMARERO! Ponme lo más fuerte que tengas...

Mis Montajes en Clave Sevillista

Página Oficial Sevillafc.es

Sevillafc.es en Vimeo

orgullodenervion@abcsevilla.es

eldesmarque.com

estadiodeportivo.com

Diario de Sevilla sección Sevilla FC

muchodeporte.com

Number 1 Sport » Sevilla FC

marca.com

mundodeportivo.com - Sevilla

goal.com

abastodenoticias.com

Partidos televisados