miércoles, 7 de diciembre de 2011

No es solo una cuestión de sistemas (Segunda Temporada)


"Es la forma de jugar lo que hace la diferencia. Juegue como piensa y lo que reciba será parte de usted, de su historia." -Count Basie

"Ni la contradicción es indicio de falsedad, ni la falta de contradicción es indicio de verdad." -Blas Pascal

“Cada acierto nos trae un enemigo, para ser popular hay que ser mediocre.” -Oscar Wilde

Sí, vuelven… vuelven los  “iluminados sistematizados”, profesos amantes del futbolín todos ellos…  Y esta vez retornan para deleitarnos con una segunda temporada en la que prometen hacernos disfrutar con todo un recital de cantaletas multicolor.

Hoy es una simple secuencia de números y guiones, pero mañana… -¡uf!- mañana que Dios nos coja a todos confesados, porque probablemente descubrirán la ecuación más compleja e ininteligible del universo para hacernos ganar la Liga de Campeones o mejor aún... la Liga de las Estrellas y del más allá.

Pero ellos son así… siempre dando el cante, siempre montando el numerito

Descojonante, sin duda alguna, lo de estos "Mr. No tengo ni puta idea de fútbol”, pero es que, efectivamente, el tema va de numeritos.

Personalmente, y evidentemente, a mi todo esto del 4141, 442, 433… como no podía ser de otra manera, me parece una absoluta pampirolada, coloquialmente hablando, claro.

Por cierto, seguro que habrá algún que otro “palomo apampirolado” que se apunte ésta en su extenso catálogo de pamplinas sistemáticas.

Pero vamos a hablar de fútbol.
En el partido del Lunes el Sevilla solo necesitó de unos pocos destellos de buen juego en la segunda parte para ventilarse (3 - 0) al Getafe de los números, sí, ese mismo Getafe que visitaba el Sánchez-Pizjuán con mejores números que Madrid y Barcelona:

Ahí está el Getafe de los numeritos…







Por cierto, a algunos no es que les hayan puesto velas negras, sino chinchetas… ¡Ojú! ¡Qué manera de pinchar! Uno de Treinta… ¡Eso sí que es “resultadismo” y lo demás son tonterias!:) 
Eso sí, la primera parte el Sevilla del Señor Marcelino fue más de lo mismo; el Sevilla no es que juegue bien, mal o regular, no, es que no juega a NADA de NADA.
Aunque no está nada mal eso de “jugar bien”, aunque solo sea a ratos, ¿verdad?
Tres ratitos… tres golazos y encima con Kanouté haciéndolo bonito… UNA GOZADA, UN ESPECTÁCULO.
 Y ¡Ojo Avizor! Porque uno no pide que los jugadores jueguen haciendo el pino y el triple salto mortal y la claven en la hierba, ni tampoco que metan los goles con la punta del n…
NO... y es NO, porque evidentemente uno no se deja los huevos en una escoba voladora, y porque está más claro que el agua, que lo importante en cualquier competición de élite es GANAR.
Y tres puntitos más al casillero.
GANAR, sí o sí, pero no a cualquier precio.
Ya sabemos (y estoy de acuerdo al 120%) que en el GANAR+GANAR+GANAR el orden de los factores no altera el “producto final”, pero es que si además se GANA JUGANDO BIEN, yo me pongo ALTERADISISISSSSIMOOOOOO!!
No obstante, ahora que lo pienso… también puede suceder que te venga un Iglesias Villanueva de la vida y te desmonte la fórmula ganadora; porque contra el nefasto y vergonzoso arbitraje de este país no puede ni el Señor “Don Jugar Bien”, ni ningún 4141, 442, 433,… ni nada parecido que valga.
A pesar de todo, que no se confundan los “resultadistas sistematizados”, porque no; el JUGAR BIEN no es producto del RESULTADO.
Por favor, a estas alturas… no alteremos el orden.
Porque para JUGAR BIEN, lo primero que hay que hacer es ENTRENAR BIEN.
Pero es que además, para JUGAR BIEN hay que tener BUENOS PELOTEROS.
Y porque para que cualquier sistema sea eficaz hay que aplicar grandes dosis de DISCIPLINA TÁCTICA.
Y porque se juega tal como se entrena.
Luego, los resultados podrán llegar o no (hay multitud de factores externos, se presupone que imposibles de controlar, y que pueden intervenir en el “producto final”), pero la primera piedra para levantar un proyecto es hacer un buen trabajo, sólido y eficaz.
Lo que sí está muy claro es que el fútbol para un aficionado Sevillista no es una simple estadística; no, es algo más, mucho más que unos simples numeritos o ganar 5 títulos en menos de dos años… es pasión, espíritu, sentimiento… una condición de ser… sevillista.
Un sevillista no recuerda las estadísticas, ni los números de tal y cual, porque son solo eso, datos que quedan almacenados  en bases binarias o en algún estante olvidado a modo de libreta que con el tiempo termina con sus páginas amarillentas, mugrientas y oxidadas por el paso del tiempo.
Uno recordará y llevará siempre en el corazón a los Puerta, Castedo, Navarro, Martí, Aitor, Navas, Fabiano, Kanouté, Renato, Alves, Adriano, Drago, Maresca, Palop, Escudé… y a toda esta generación de futbolistas que han hecho vibrar el Sánchez-Pizjuán y que tantas y tantas satisfacciones nos dieron.
Sin duda alguna, esto es lo que recordaremos y contaremos a los que están por venir, y les hablaremos con entusiasmo de la suerte que tuvimos de vivir aquella Época de Oro en la que el Sevilla F.C. fue el Mejor Equipo del Mundo.
¿Qué lo mejor está por llegar?
Pues no lo sé. No soy adivino.
Ojalá podamos volver a vivir algo similar o mejor, pero lo que está claro es que con el tiempo nadie se acordará de los números del señor de los records, y menos aún de ese Sevilla que jugaba al pelotazo.
Lo que si tengo claro es que no voy a dejar de ser sevillista, porque si fuera por los resultados, ya me habría hecho seguidor del Madrid o del Barcelona… Y lo siento, porque va a ser que no, porque no voy a darle el gusto a nadie.
No puedo ser de otro equipo.
De todos modos no me importa nada que estos custodios del “Sevillismo Absoluto” puedan seguir calificándome (o descalificándome) de “sevillista de finales”, “mestallizado”, etc, y demás pampiroladas pamplinosas.
Sí, ya sé que este blog es “lamentable” (aunque yo lo veo como una “obra de arte”) pero aquí, yo soy el que manda; aquí no hay “sistematizador” que pueda “sistematizarme” amparado en el mega-power-poder que te brinda un simple clíck del botón de la censura, o permitir que no solo el personaje, sino también su opinión crítica sean ninguneados, avasallados, insultados, aplastados, derribados y apaleados sin compasión por una patulea de tres o cuatro pelotas valientes, todos ellos pedantes, soberbios, altaneros y sobre todo… consentidos por un triste administrador.
Y creedme... sé de lo que os hablo, porque mis opiniones han sufrido las inclemencias de estos "inquisidores" del “sevillismo absoluto”.
Pero eso se acabo… ya me canse de subir al ring maniatado de pies y manos para verlas venir en movimiento.
Porque en este blog los límites y las reglas de juego las marca el Jimmy … ¿y ahora qué?
Y creedme… esto va sin rencores.
Pero vamos que nos vamos, porque a pesar de que el Señor Marcelino no termina de convencerme (aunque los resultados sí que le avalan y hay atisbos esperanzadores de que este equipo puede y sabe hacer buen fútbol) hoy ha manifestado lo siguiente:
En fin, no somos nadie…
Porque ante los que saben de esto del fútbol, pero de verdad y de la buena, evidentemente somos unos “no tengo ni puta idea de fútbol”.
No sé que pensaran (por otro lado, ni me interesa saberlo) los “sistematizadores estigmatizados” tras estas declaraciones del entrenador del Sevilla F.C., pero es patente que, como en tantas otras ocasiones, el “babuchazo” (coloquialmente hablando, claro) que se han llevado esta vez, es morrocotudo; es más, diría yo que ANTOLÓGICO.
Ahí te quería yo ver… con el culito al aire se llama la figura.
Pero bueno, tampoco hay que hacer de esto una tragedia griega
Por lo demás, creo que este Sevilla tiene muchas posibilidades tácticas, porque tiene jugadores para alternar distintos ESTILOS o formas de jugar, pero es evidente que este Sevilla necesita un tío de toque que sepa mover la pelota con sentido desde zona de medio campo hacia adelante.
Y ese jugador se llama, sin ninguna duda, José Gómez CAMPAÑA.
Es más yo lo asemejo mucho al jugador del Madrid, Xabi Alonso.
Y hasta aquí hemos llegado.
El próximo en caer, esperemos… el Levante de JIMJ
¡Saludos!


2 comentarios:

  1. Una cosa me vengo preguntando yo desde hace tiempo. El fútbol es, al fin y al cabo, un espectáculo, como el teatro, el cine, o cualquier otro deporte. Un espectáculo, sobre todo cuando es caro, lo mínimo que puede resultar es vistoso y entretenido para el espectador.

    ¿Por qué el Sevilla no? ¿Por qué hay que tirarse 90 minutos mirando el marcador para ver si se gana o no?

    Preguntas lamentables formuladas por un lamentable que caerán en saco roto. Total, tampoco necesito que me las respondan.

    Yo, mientras tanto, cada día más fan de este blog.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Boti! Está claro que esto es un espectáculo, pero también es pura competición. Se puede ganar o perder, pero siempre con dignidad, viendo que tu equipo ha dado lo máximo en el terreno de juego.
    Y a tu pregunta: ¿Por qué hay que tirarse 90 minutos mirando el marcador para ver si se gana o no?
    Es evidente, te “venden” resultados porque no pueden darte futbol espectáculo; y es que en este Sevilla jugador que destaque sobre el resto… ¡Vendido!
    Por cierto, pido perdón por no haber nombrado en esa lista de jugadores que serán siempre recordados, a los Palop, Escudé y Maresca.
    Saludos!

    ResponderEliminar

¡CAMARERO! Ponme lo más fuerte que tengas...

Mis Montajes en Clave Sevillista

Página Oficial Sevillafc.es

Sevillafc.es en Vimeo

orgullodenervion@abcsevilla.es

eldesmarque.com

estadiodeportivo.com

Diario de Sevilla sección Sevilla FC

muchodeporte.com

Number 1 Sport » Sevilla FC

marca.com

mundodeportivo.com - Sevilla

goal.com

abastodenoticias.com

Partidos televisados